Edición Nro. 2364 - Punta del Este / Uruguay
enfoques 5 de julio de 2024
 
 
Inicio Contáctenos Ediciones_anteriores Agregar_a_Favoritos
VERSION PARA MOVILES
Todas_las Secciones EDITORIAL PLUMAS_ILUSTRADAS UN_ARGENTINO_ORIENTAL_OPINA_-_ENFOQUES_COMPARTIDOS
UN ARGENTINO ORIENTAL OPINA - ENFOQUES COMPARTIDOS f
Enrique Guillermo Avogadro
Huracanes e Impunidad
  • “El azar de la Historia determina a veces el ritmo de una  época, aún en contra de la voluntad del genio que la anima”.  Emil Ludwig
El debate, al cual asistieron centenares de espectadores alrededor del mundo,  concretado entre Joe Biden y Donald Trump, con una clara victoria del republicano sobre un demócrata que exhibió una ya innegable senectud, comenzó a determinar, con fuertes vientos, el rumbo que tomará la política de los Estados Unidos a partir de noviembre, cuando se substancien las elecciones. Los bastardos golpes bajos que se propinaron, convirtieron en un penoso espectáculo lo que hubiera debido ser trascendental.
Porque se trata de la primera potencia global y el escenario internacional tiende a complicarse a cada hora. Ya no sólo genera preocupación la guerra que provocó Rusia al invadir Ucrania, o la que desató la Hamás con su terrorista incursión en Israel, sino otros lugares que se han transformado en calientes, como el conflicto alrededor de Taiwan, las maniobras bélicas en el Mar de la China, los acuerdos firmados entre Vladimir Putin y Kim il-Sung, los ataques de las milicias iraníes de Yemen al tráfico marítimo en el Mar Rojo, la presencia de la Armada rusa en Cuba, y la intervención cibernética para influir en las elecciones de otros países.
Algo similar ocurrió en Bolivia, un país en mortal crisis económica y política, cuando el sumamente débil Presidente Luis Arce Catacora, en abierta lucha contra su ex tutor, Evo Morales, con el fin de mejorar su deteriorada imagen, organizó una parodia de golpe de Estado cuyo rol principal adjudicó a un absurdo General Juan José Zúñiga, que terminó preso; si esa detención se prolonga, es probable que surja en el reo la irrefrenable compulsión por contar la verdad de lo acontecido.
En la Argentina, el trágico y ominoso drama de Loan Peña, el chiquito de cinco años que desapareció en la Provincia de Corrientes, resultó por demás oportuno para ocultar tras su velo la conducta de unos magistrados crápulas (Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Carlos Mahiques) cuya actitud ofendió a la República y atentó contra la llegada de las inversiones que necesitamos más que el aire que respiramos. Me refiero, claro, al bochornoso fallo de la sala de la Cámara Federal de Casación Penal que integran, que quitó todo hierro a la conducta de Angelo Calcaterra y su segundo, Javier Sánchez Caballero, abriendo una gigantesca puerta a la impunidad para decenas de empresarios que confesaron haber pagado sobornos a funcionarios públicos para obtener contratos del Estado.
Para probar que hay jueces probos e incorruptibles en la Argentina, resulta indispensable iluminar con grandes reflectores al Tribunal Oral Federal 7, integrado por Germán Castelli, Enrique Méndez Signori y Fernando Canero, que tiene a su cargo el juzgamiento de la “causa cuadernos”; ellos, en especial el primero, que fue en su voto aún más lejos que sus colegas al decir que “las particularidades del caso no se ciñen comunes situaciones judiciales sino a interferencias funcionales extrañas a la buena administración de justicia”, pidieron a la Corte que revirtiera de inmediato lo resuelto, a todas luces ilegalmente, por la Casación. Tambien es obligatorio destacar a la Fiscal General Fabiana León, que representará el interés público en ese juicio oral, quien denunció a su impresentable colega, Ramiro González, por haber dictaminado en favor de la solución exculpatoria de los empresarios (es decir, por aceptar la teoría –casualmente introducida por el actual Ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, cuando era defensor de otro delincuente confeso en la misma causa- consistente en que los pagos de las coimas eran, en realidad, aportes para las campañas políticas de los Kirchner) ante la –aún- Juez María Romilda Servini de Cubría que, con inusual rapidez, la acogió favorablemente.
He escuchado decir que, si en esta causa se impusieran graves condenas a los grandes empresarios, el país sufriría un grave daño, puesto que, al menos por ahora, son los únicos que invierten su dinero aquí; o sea, para que siguieran haciéndolo, se debería echar un manto de olvido y decretar a su respecto una verdadera amnistía. El argumento, además de resultar repugnante e inmoral, no resiste el menor análisis si hacemos la natural comparación con otros países europeos, asiáticos y latinoamericanos, en especial Brasil, donde nada menos que Marcelo Odebrecht, dueño de la mayor compañía de la nación y con fuerte presencia internacional, terminó en la cárcel por pagar coimas en muchas otros países (también en el nuestro, donde la investigación todavía duerme en los cajones de algunos jueces), acompañado por los políticos más prominentes, incluido el actual Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, sin que ello afectara la economía; en realidad, las condenas dictadas en el famoso proceso judicial –conocido como “Lava Jato”- mejoraron la imagen de Brasil en el exterior.
Javier Milei finalmente obtuvo, gracias a la cintura política de la Vicepresidente, Victoria Villarruel, y del Jefe de Gabinete de Ministros, Guillermo Francos, la sanción de la Ley de Bases y del paquete fiscal. Ahora cuenta, aunque menos fuertes que los que pretendía, con los instrumentos necesarios para avanzar en su proyecto de dar vuelta como una media a esta Argentina tan tradicionalmente suicida e hipócrita. Durante veinte años (el gobierno de Mauricio Macri sólo fue un intervalo), votamos a quienes comandaron y consolidaron nuestra perpetua decadencia, mientras se robaban hasta las manijas de las puertas, pero ahora las encuestas dicen que hemos comprendido y seguimos poniendo nuestras esperanzas, aunque ya también nuestras ansiedades, en la gestión del león libertario.



ADVERTENCIA: Los artículos periodísticos firmados son de la exclusiva responsabilidad de sus autores. La Dirección.



(Columna de Ricardo Garzón)
SE DICE

Refrénese el desorden, plántese la mejor administración en la economía pública, háganse los magistrados dignos de sí y merecerán las bendiciones de sus conciudadanos.
(Artigas al Cabildo de Montevideo, julio 8 de 1815)

Que se le atribuye a Groucho Marx sentenciar que la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso, y aplicar después los remedios equivocados.

Que no es creíble que la elección de Valeria Ripoll como vice del Partido Nacional se le haya ocurrido a Delgado sin consultarlo al Presidente.

Que más bien es al revés; la idea tuvo que ser de Lacalle Pou que va varias jugadas por delante; lo mismo con lo del Senado: no lo convencieron, él lo "dispuso" y, finalmente: -más allá de un SE DICE-, un presidente que araña al final de su mandato el 50% de aceptación ciudadana y es líder de la manada, lo es también del partido y el que manda.

Que varios dirigentes políticos entienden que puede haber un “corrimiento” de votos desde el Partido Nacional hacia otros partidos de la coalición, especialmente hacia el Partido Colorado. En esa línea, y como es de su costumbre y a dos aguas, se expresó el expresidente Sanguinetti, quien advirtió que a la hora de votar pesa mucho la identidad partidaria...

Que los candidatos a presidente de los partidos que integran la coalición de gobierno firmaron un documento en el que convocaron a los uruguayos a "no acompañar" el plebiscito de la seguridad social planteado por el Pit-Cnt.

Los candidatos Álvaro Delgado (Partido Nacional), Andrés Ojeda (Partido Colorado), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto) y Pablo Mieres (Partido Independiente) hicieron pública su firma contra los tres puntos que propone el plebiscito: establecer en la Constitución que la edad de retiro sea a los 60 años, equiparar las pasividades mínimas al salario mínimo y eliminar las AFAPS.

Que le espetó Ojeda al postergado frenteamplista: "no llegó ni a junio Bergara, se tiene que callar; la próxima capaz que llega a junio y charlamos todos," dijo el candidato en respuesta a las declaraciones del senador y exprecandidato frenteamplista Mario Bergara, quien lo acusó de "blanquear" al Partido Colorado al ser su "referente" el presidente Luis Lacalle Pou.

Que Ojeda afirmó que las críticas del Frente Amplio tienen un "talante común": "buscan la grieta dentro de la coalición. Te dicen a vos que sos parecido a los blancos, para que vos salgas a pegar para diferenciarte. Acá no vas a encontrar una sola fisura; esta coalición llega súper unida."

Que la exfiscal Gabriela Fossati se muda al Partido Colorado para apoyar la candidatura de Andrés Ojeda, con críticas a la elección de la exsindicalista Valeria Ripoll como candidata a vicepresidenta del Partido Nacional para las elecciones generales de octubre.

Que no es de recibo justificar el despifarro mayúsculo que se practica con la plata de la gente con el dicho: "no mueve la aguja", aforismo que trasunta y define el uso incontrolado en el manejo de los dineros públicos.

Que la misma preocupación y sensibilidad del sistema político uruguayo para que se rechace el plebiscito de la seguridad social, debería entronizarse en el cuerpo gubernamental y legislativo para llevar el sueldo mínimo y las jubilaciones a un nivel decoroso que permita que todos los ciudadanos en todo el país se puedan sentar tranquilos y satisfechos a la mesa.

Que Álvaro Delgado afirmó, -con respecto al plebiscito de la seguridad social-, que espera que el sentido común se imponga, y que la mayoría de la gente apueste a la certeza y estabilidad del sistema económico, porque si se aprueba el plebiscito Uruguay se desfinancia.

Que sin pretender fijarle normas de conducta, el candidato nacionalista debería en primera instancia reducir la obesidad mórbida e incontenible del Estado; ponerle freno de mano al despilfarro constante de los dineros de la gente; ordenar el gasto público, y tener bien presente en su gobierno que por mandato generacional los más infelices deben ser los más privilegiados.

Que el candidato a presidente por el Partido Independiente, Pablo Mieres, planteó y consiguió que los integrantes de la coalición de gobierno y del Frente Amplio (Álvaro Delgado, Guido Manini Ríos, Andrés Ojeda y Yamandú Orsi) firmasen una declaración conjunta en la que todos se opusieron a la propuesta de reforma de la seguridad social que propuso llevar a plebiscito el Pit-Cnt.

Que en respuesta, el dirigente sindical Sergio Sommaruga, integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada y de la comisión nacional a favor del plebiscito, dijo que a Mieres le fue muy mal en la votación de las elecciones internas; sacó la mitad de los votos que obtuvo Gustavo Salle (2.802), sin perjuicio de que con esta iniciativa buscó además protagonismo político.

Que perplejidad y preocupación suscitó en el economista Eduardo Ache la lectura del artículo de Juan Carlos Protasi en Búsqueda, en el que muestra que el gasto público real del Uruguay aumentó 97% desde el 2005 hasta el 2023, y en el que llama a tomar acciones de inmediato para contener el gasto y la deuda soberana.

Que el candidato colorado Andrés Ojeda expresó que el Frente Amplio quiere hacer una suerte de quiebre en el grupo coaligado para generar una división, pero señaló que la coalición republicana está más unida que nunca: "no nos van a dividir con comentarios ridículos como rabanito", refirió a la luz de la renovada impertinencia de Lucía Topolansky.

Que Ojeda abundó y recalcó que no va a haber una sola fisura. "A la vieja política le respondemos con unidad", añadió...

Que a fines de abril, la entonces precandidata nacionalista Laura Raffo estaba convencida de que haría una buena votación en las elecciones internas del último domingo de junio; lo señalaba a su entorno e incluso trasmitía con seguridad que podía llegar a revertir la situación y al menos poner en aprietos a Álvaro Delgado.

Que se está por firmar un acuerdo de libre comercio entre los Emiratos Árabes y el Mercosur, pero si esa gestión no prospera, debido a las diferencias existentes en estos momentos entre los países integrantes del Grupo, se decidiría la firma bilateral con cada uno de los países, incluido Argentina.

Que la intención de los Emiratos es venir a invertir en el sector aerocomercial, en aeropuertos, infraestructura en servicios de rampa y en aerolíneas, sobre la base de los acuerdos que se han logrado y los que se tienen en carpeta, resaltando que los convenios firmados, además de ser bilaterales entre países, se fundamentaron en Memorandos que garantizan la continuidad de los mismos, más allá de quien esté en el gobierno.

Que como resultado de las elecciones legislativas la extrema derecha, gran ganadora durante la primera vuelta de las elecciones legislativas celebradas en Francia, quedó a un paso de convertirse en la primera fuerza parlamentaria en la segunda vuelta que tendrá lugar pasado mañana domingo 7 de julio.

Que los comicios de primera instancia tuvieron un récord de participación ciudadana en esa primera vuelta con alrededor del 65% del electorado, y significaron un fuerte rechazo a la estrategia del presidente Emmanuel Macron, quién, tras conocerse el resultado, llamó a todos los sectores políticos a unirse para impedir la victoria de la extrema derecha en la segunda vuelta.

Que se diga lo que se diga se desplomó la coalición oficialista en Francia; quedó en tercer lugar, y la ultraderecha quedó en las puertas de alcanzar el poder por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Que el déficit operativo de Aerolíneas Argentinas a lo largo de 2023 rondó los 400 millones de dólares, si bien las pérdidas que figuran en el Balance 2023 que aprobó la Auditoría General de la Nación registran un rojo equivalente a 200 millones de dólares. (Ver nota aparte en AEROPUERTOS, AVIACIÓN, NAVIERAS Y TURISMO)

Que de cara a la Cumbre del Mercosur, que se llevará a cabo el próximo lunes 8 de julio en Asunción, el presidente Javier Milei finalmente decidió no asistir al evento. Uno de los motivos de su ausencia, según argumentó, fue el cruce que tuvo con Lula da Silva, a quien llamó "corrupto" y "comunista".

Que para alivio del matrimonio Mujica-Topolansky, Yamandú Orsi es el candidato del Frente Amplio para las próximas elecciones, y no Carolina Cosse, a quién, sin decirle "agua va", le auguraron públicamente, "urbi et orbi", que si ella ganaba en la puja con Orsi el FA perdería las elecciones nacionales de octubre.

Que ante semejante vaticinio -que sacudió la interna frenteamplista- la exvicepresidenta pretendió arreglar el pastel; refirió que había hablado "en soledad" con el otrora candidato Daniel Martínez, y que Cosse era del riñón del matrimonio Mujica, dirigentes que le facilitaron el acceso a los cargos políticos.

Que el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, manifestó que es “absurdo” pensar que la designación de Valeria Ripoll como candidata a vicepresidenta del Partido Nacional traerá consigo los votos sindicales por el desempeño de la militante nacionalista como dirigente de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales. Veremos.

Que el director nacional de Aduanas afirmó que con los nuevos escáneres se controlarán todas las exportaciones que circulan por el puerto de Montevideo.

Que la llegada de los nuevos equipos suplirá la falta que había de herramientas necesarias para combatir el narcotráfico, negocio internacional que cuenta con todos los recursos que necesita. “Estábamos combatiendo al narcotráfico con un tenedor”, definió el mandamás de las Aduanas.

Que docenas de migrantes duermen en un refugio de madera de seis habitaciones infestado de mosquitos en la Amazonía brasileña, con "sueños de una vida mejor en Estados Unidos" en suspenso debido a las nuevas normas de asilo impuestas por el presidente Joe Biden.

Que el continuo incremento de cargamentos con cocaína que ingresan a los principales puertos europeos llevó a la Unión Europea a adoptar una actitud más proactiva, y en consecuencia buscar intensificar su colaboración con los países sudamericanos para detener la exportación de la droga.

 

Después del ruido
Por Julio María Sanguinetti. Terminó la primera etapa. Todos tenemos candidatos y fórmulas, y quedamos ubicados con la mirada en octubre.

Desde esa perspectiva, lo primero es evaluar el resultado como una gran encuesta. Y ella nos dice que mientras los partidos de la coalición sumaron 446 mil votos, el Frente Amplio sumó 411 mil. O sea la misma mayoría del referéndum de la LUC y de la segunda vuelta de noviembre.
Sería absurdo cantar victoria, como lo hace de modo infantil el Frente proclamándose ganador frente al Partido Nacional. Pero queda claro que la Coalición Republicana está intacta y que las chances de crecer son muy verosímiles.
El Frente esta vez operó en serio. No es una interna de poco interés como fueron otras veces. Mi colega Mujica trabajó a tres turnos, igual que el PIT-CNT, en medio de ese clima eufórico que desde hace un tiempo se le ha insuflado. Esa leve mayoría que le venían atribuyendo algunas encuestas no se ratificó. En cambio sí quedó robustecida la sólida imagen del gobierno como tal. Está claro que no hay un clamor de cambio, como en una situación, en el otro extremo, ocurrió en Argentina, en que la ciudadanía salió a buscar una alternativa cualquiera fuera. El frío desalentó la concurrencia, pero fue eficaz porque no había una necesidad imperiosa de la gente buscando un cambio.
El Frente ahora tendrá que vérselas con un asunto muy delicado: la reforma constitucional sobre seguridad social, que sería un suicidio colectivo en varios tiempos. El primero, la misma noche de octubre, en que una ratificación constitucional significaría confiscar los 22.000 millones de dólares de los trabajadores, depositados en las AFAPs y liquidar para siempre al Uruguay previsible, de reglas de juego claras, que alienta inversiones y genera trabajo. A mediano plazo, el crédito internacional se encarecería, porque las perspectivas se harían negras. Al final, llegaríamos al mismo desfinanciamiento en que cayó Argentina, cuando la Dra. Fernández de Kirchner hizo lo mismo que ahora propone el PIT-CNT y fundió a los jubilados y al país.
Nuestro Partido, superando un 11% del total de votantes, muestra que está en ascenso, superando ampliamente lo que eran las expectativas hasta hace muy poco. La fórmula Ojeda-Silva, que resultó ungida, representa un impulso renovador. Son candidatos complementarios, uno vinculado al tema de la seguridad, el otro a la educación. Ambos jóvenes, abogados, a quienes en lo personal vimos nacer a la vida política y crecer a lo largo de los años.
Confiamos en que puedan afianzar sus personalidades y liderazgo. El Partido Colorado ha sufrido la frustración de dos momentos de expectativa renovadora que quedarán en el camino. No dudamos que esta vez habrá la persistencia que asegura los años de militancia de ambos. Son jóvenes formados en tiempos difíciles del Partido. No son hijos de la facilidad sino del esfuerzo y de ahí una esperanza que no es solo deseo o ilusión. A Robert Silva lo conocí jovencito, en Tacuarembó, y recién recibido lo alentamos a integrar el equipo de Germán Rama, en que rápidamente se destacó con un perfil propio. A Andrés Ojeda poco tiempo después, inquieto dirigente juvenil, también recién recibido. Fue destacado Edil, integró en representación del Partido la formula municipal de la Coalición Repúblicana en la úlltima elección montevideana, ha sido activo abogado de los sacrificados servidores del Estado en la funcion policial. Son bien representativos de una generacion batllista que se nutrió en el imaginario de la generosa concepción del Estado y la sociedad que nos ha caracterizado. Ambos representan un paso adelante en esa vieja corriente, un impulso transformador que ahora cristalizará en un programa y una actitud.
Batllistas no alcanzó el resultado esperado pero volvió a mostrar su vigencia y debe agradecérsele a Tabaré Viera su esfuerzo y dedicación, tanto en el país entero como en el viejo bastión norteño en que sigue ondeando la bandera colorada.
El Partido Nacional, por su parte, hizo una gran elección y la abrumadora mayoría otorgada a Alvaro Delgado le dio la autoridad para completar su fórmula con la sorpresiva presencia de una ex dirigente sindical, de origen frentista, que se había incorporado al Partido Nacional hace un año.
Dada su experiencia en estos años, como Secretario de la Presidencia, confiamos en que él contribuirá con equilibrio e inteligencia a formar una Coalición Republicana que en noviembre luchará por conquistar el gobierno. Como ha dicho Ojeda, competiremos con él por la conducción del grupo, con la lealtad y el compromiso que el Partido Colorado ha demostrado todos estos años.
Es primordial que en la elección nacional ofrezcamos a la vez los principios fundamentales que nos unen tanto, así como los matices diferenciales que distinguen modos de pensar con acentos diversos. Tenemos que convencer al país del valor de la continuidad en las reformas en proceso y del riesgo que suponen aventuras kirchneristas como las de la reforma constitucional sobre seguridad social.
Pasado el radio y acallados los primeros ecos, la mirada serena nos invade optimismo y esperanza. La Coalición está fuerte y el Partido Colorado muestra un renovador vigor. Nos sentimos, como ha dicho nuestro candidato, en la víspera de una nueva primavera batllista.
Desde la fría noche del domingo, hay alegría. Es el mejor comienzo. (Nota que se comparte con Correo de los Viernes)



 

 

 

 
Inicio Contáctenos Ediciones_anteriores Agregar_a_Favoritos
Directora: Doctora María Garzón
Administración y Redacción:
Edificio Torre de las Américas Apto.206, Calle 28 y Gorlero.
Punta del Este - Uruguay
Sitio Web optimizado para resoluciones 1024x768 y superiores.